Consumidor: se entiende por tal a toda persona física o jurídicaque adquiere o utiliza bienes o servicios en forma gratuita u onerosa como destinatariofinal, en beneficio propio o de su grupo familiar o social. Queda comprendida la adquisiciónde derechos en tiempos compartidos, clubes de campo, cementerios privados y figurasafines.
Se considera asimismo consumidor o usuario a quien, sin ser parte de una relación deconsumo, como consecuencia o en ocasión de ella adquiere o utiliza bienes o servicioscomo destinatario final, en beneficio propio o de su grupo familiar o social, y a quien decualquier manera está expuesto a una relación de consumo.

Proveedor: Es la persona física o jurídica de naturaleza pública o privada, que desarrolla de manera profesional, aun ocasionalmente, actividades de producción, montaje, creación, construcción, transformación, importación, concesión de marca, distribución y comercialización de bienes y servicios, destinados a consumidores o usuarios.

Derecho al Trato Digno: este derecho genera el deber de los proveedores de garantizar condiciones de atención, trato digno, equitativo y no discriminatorio a los consumidores o usuarios. De esta forma se intenta a dignificar el rol de los consumidores o usuarios como personas en la relación de consumo.

Contratos de Adhesión: son aquellos en que el consumidor no discute su contenido ni negocia sus cláusulas sino, simplemente, acepta contratar con la redacción propuesta por el proveedor.
Cláusulas Abusivas: son aquellas que implican una ampliación de los derechos a favor del proveedoro una restricción de los derechos del consumidor. Cláusulas de estas características se tendrán por no convenidas, sin perjuicio de la validez del contrato.

Cláusulas ambiguas: son las condiciones que admiten dos o más significados diversos, generalmente utilizado para confundir al consumidor y menoscabar sus derechos. Estas cláusulas se interpretarán en el sentido que más favorezca al consumidor.

Derecho a la información: el consumidor tiene derecho a ser informado en forma cierta, clara y detallada acerca de todo lo relacionado con las características de las cosas o servicios que obtenga y sobre todo de las condiciones de comercialización.

Derecho a la Salud y a la Seguridad: significa que las cosas o servicios deben ser suministrados o prestados de manera tal que al ser utilizados en condiciones normales n presenten peligro alguno para la salud integridad física.

Derecho a la protección de los intereses económicos: se refiere a que el consumidor contrate en forma equitativa evitando que sea engañado o presionado y recibiendo toda la información suficiente y apropiada. Derecho a la garantía de los productos o servicios y un adecuado servicio post venta.

Derecho a la Libertad de Elección: significa que el consumidor tenga opciones a la hora de contratar, por lo que se debe garantizar la libre concurrencia y competencia en el mercado.

Derecho a la Educación para el consumo: a recibir información y educación para el consumo con criterio crítico, solidario y responsable.

Derecho a un ambiente sano: a vivir y trabajar en un ambiente que no amenace el bienestar presente y el de las futuras generaciones.

Derecho a la organización: asegurar la participación y organización de los consumidores para asumir la defensa cuando se afectan sus intereses.

Publicidad: es toda forma de comunicación realizada en el marco de una actividad comercial, industrial, artesanal o liberal con el fin de promover el suministro de bienes o la prestación de servicios, incluidos los bienes inmuebles, derechos y obligaciones.

  • Las precisiones contenidas en la publicidad integran el contrato con el consumidor.

Correo Electrónico-contratos a distancia: Para aquellas propuestas que se realicen "por medio postal, telecomunicaciones, electrónico o similar y la respuesta a la misma se realiza por iguales medios" (art. 33, ley de defensa del consumidor), el consumidor goza de ciertas prerrogativas particulares, en función de la especial vulnerabilidad que sufre en estos casos.

Garantías: la ley impone a los productores, importadores, distribuidores y vendedores, una garantía obligatoria que no puede ser renunciada y que tiene fundamentalmente en mira la reparación de la cosa en caso de existir vicios, ostensibles o no, que afecten la identidad entre lo ofrecido y lo entregado o su correcto funcionamiento. Esta garantía legal tendrá una vigencia por 3 meses cuando se trate de bienes muebles usados y por 6 meses en los demás casos. En todos los supuestos, contabilizados desde la entrega, no obstante la facultad de las partes de convenir un plazo mayor.
Servicio Técnico: los fabricantes, importadores y vendedores de las cosas mencionadas en el artículo anterior, deben asegurar un servicio técnico adecuado y el suministro de partes y repuestos.